La Gran Minería en la Región de Coquimbo, por Joel Avilez Historiador Vileño

0
54

Por Joel Avilez Leiva, Historiador, 22 de Junio de 2019

Que Dominga plantee nuevas ideas no significa que las cumplan. No puede dar 10.000 empleos en la región, porque la región no tiene esa cantidad de profesionales y/o obreros en el área minera. Además, los pescadores no pueden estar apoyando un proyecto que les quitará su fuente laboral: ocupación del borde costero, invasión de megaflota mercante con todo el lastre y rompimiento de cadena biológica (ruta de las ballenas), contaminación aérea y de suelo, polución, ocupación de agua de mar con succión de millones de larvas que morirán en las turbinas, lo que generará una baja en la productividad; éxodo de turistas, pérdida de calidad alimentaria para exportación y consumo de recursos marinos contaminados; baja considerable de ocupación hotelera, lo que implica una merma en los ingresos de las familias que han hecho una significativa inversión. Sólo Punta de Choros genera en esas actividades cerca de 4.000.000.000 (cuatro mil millones de pesos) que equivalen a US $5.838.600, por lo que sólo desde el punto de vista económico-productivista es irrisorio pensar que renuncien a su histórica ocupación del litoral por 2.000 millones de dólares, que es para toda la comuna.

Esto, fuera de la pérdida del hábitat de millones de especies, flora y fauna, que tarde o temprano se verán afectadas por la acción del hombre.

Y para los que digan que los pescadores se oponen a la minería, eso es absolutamente falso. Históricamente los hombres de mar compatibilizaban sus actividades extractivas en la costa, con las temporadas de lluvia en la cual subían a vender sus pescador y mariscos, junto con su ganado caprino hacia los lavaderos de oro, donde se contrataban, para luego, regresar a la costa o engancharse en los trabajos ferroviarios o de veranadas estivales. Ese era el panorama en el mundo mestizo chileno de Coquimbo, que en algunas ocasiones todavía es visible en ciertos casos. En resumen, no había mayor dificultad entre uno y otro trabajo.

Un ejemplo del mentado «Progreso» y «Desarrollo» de la gran minería en la región contemporánea: Minera Los Pelambres el 6% de sus trabajadores son del Choapa, el resto de la zona central al sur (Santiago a Chillán). A pesar de toda su retórica, tiene innumerables procesos por su alto impacto al medio ambiente, incluyendo destrucción de patrimonio cultural (cientos de sitios arqueológicos).

La minería en la región de Coquimbo desde el siglo XVI ha sido parte de ciclos económicos, primero del modelo mercantilista y luego del capitalismo. Una vez que se terminan las faenas, los pueblos han quedado abandonados y su gente se ha ido a vivir a los principales núcleos demográficos de la región. La Serena tiene el barrio El Tofo, El Indio, Romeral, Villa Lambert, entre otros tantos recuerdos de ese pasado, lo que implica que en los lugares donde se sacó la riqueza no existió progreso, idea de la ilustración, según la cual toda época nueva es mejor que la anterior, y menos desarrollo, ya que La Higuera, Condoriaco, Casuto: el Dorado Vileño, entre otras tantas comarcas nunca despegaron.

La historia no miente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here