La verdad de la biblioteca pública de los vilos.

0
99

Por Belisario Venegas escritor Vileño.

Cuando apenas faltan tres días para que se conmemore un nuevo aniversario del sensible fallecimiento de DON RICARDO GIADROSIC ESCOBAR, ocurrido un 5 de Diciembre, el feibu me recuerda que alguna vez publiqué yo estas letras dedicadas a mi gran amigo,…

… yo estuve a su lado desde que me llamó para ser parte de la odisea de conseguir los fondos para dotar de una biblioteca pública a esta ciudad que nos cobija, al descubrir que los libros yacían hacinados en un insalubre cuartucho de la vieja estación y cuyos únicos lectores eran los ratones del lugar, lo que nos llevó a deducir que en Los Vilos teníamos a los roedores más cultos de CHILE.

Por diligencias personales suyas, el gobierno comunal se puso con un terreno en comodato para la posible construcción del futuro edificio, sin siquiera imaginar que el tozudo anciano lograría llevar a cabo su quijotesca tarea

Lo vi sufrir muchas humillaciones y no faltó quien le considerara un alucinado y todavía me parece recordar las palabras de una autoridad de la época que decía ,….»y quien le va a dar plata a este viejo para construir una biblioteca, si esto no funciona así. cree que es llegar y pedir plata, está loco».

Vi abandonar el proyecto a algunos, por no estar de acuerdo en la forma de hacer las cosas, otros por motivos de egos como suele suceder en experiencias como estas, pero, para ser honesto, tanto los que se fueron como los que seguimos a su lado, todos cumplimos un papel importante en la agotadora odisea que demoró años, en hacer del sueño una realidad

A ningún miembro se le preguntó a que partido político pertenecía, ni a que iglesia, ni si tenía pega o no, el único requisito era el amor por los libros

Mi amigo que no se andaba con chicas y como primer presidente de la naciente Agrupación de Amigos de la Biblioteca Pública de Los Vilos, envió una carta a la Primera Dama de aquel entonces y nos tapó la boca a todos cuando la señora Luisa Durán de Lagos envió su respuesta, respuesta configurada en un suculento cheque por 10 millones de pesos de la época. Yo no se si lo logró por llamarse casi igual que el presidente, pero lo importante es que lo logró y eso me basta

No conforme con eso, comenzó a bombardear a las embajadas con petitorios de libros, siempre respaldado por nuestra Agrupación y no tardaron en empezar a llegar remesas y remesas de distintos países, tantas, que pronto no hallábamos donde guardarlas,….
….pero, seguía faltando lo realmente importante, el sueño, el edificio.

Envió carta a la Directora de la cátedra de Arquitectura de la Universidad de La Serena, quien ofreció los planos y ya faltaba lo menos y al mismo tiempo, lo más importante,…la plata.

Lo que mensualmente se recaudaba era insignificante y escasamente daba para los gastos menores. Los 500 miserables pesos que los miembros aportábamos, no siempre alcanzaba para algo por lo que se hizo preciso involucrar a la comunidad y los vileños muy pronto se acostumbraron a ver a nuestro amigo con su temible talonario en mano, cobrando en la calle o negocio por negocio. No era raro, ver que alguien se despedía presuroso ante la cercanía del amenazante bastón.

Afortunadamente, muchas personas e instituciones creyeron en RICARDO GIADROSIC ESCOBAR, entre otras, la Gobernación del Choapa y la Intendencia de la Cuarta Región de Coquimbo, quienes nos apoyaron y pusieron profesionales competentes para conseguir lo propuesto.

Finalmente, tras agotadores lobbies con los consejeros regionales y que si y que no, se logró que el Gobierno Regional de Coquimbo se pusiera con el billete, pero,….el alcalde tenía otros planes. Era periodo de elecciones y construir una biblioteca lograda por el esfuerzo de otros no les brindaba votos, por lo que decidieron edificar la Posta de Caimanes con bombos y platillos echando por tierra el sueño de una biblioteca pública.

El golpe fue brutal para mi amigo y aun recuerdo cuando íbamos pasando frente a la municipalidad y aparecen el Gobernador y el Intendente, los que habían estado en reunión con el Alcalde para tratar el tema y al ver al anciano, le dicen a boca de jarro,….»ahí tiene a su alcalde, Don Ricardo, le acaba de echar para atrás su biblioteca». Con el rostro demudado, escucha lo que le informan las autoridades y tomando mi brazo me dice, «Abelardo, tienes que acompañarme a La Moneda para hablar con la Primera Dama»,
cuento corto. nuestra visita al Palacio de Gobierno dio sus frutos y pronto se dio a conocer la noticia de que se construirían ambos edificios.

Cuando esto se hizo público, la autoridad comunal realizó una parodia de colocación de la primera piedra frente a donde hoy se erige el moderno edificio, ante la presencia de unos cuantos funcionarios municipales y sin tomarnos en cuenta a nosotros, sus artífices, que presenciábamos la farsa desde el segundo piso del Club de Caza y Pesca.

Sin darles importancia, seguimos con nuestras actividades y fiscalizamos la construcción a pesar de que muchas veces no se nos daba ni la hora. Una vez culminada la edificación, anunció visita el Presidente de Chile junto a su esposa y la autoridad comunal proclamó por todos los medios que era falso que fuera a ir a la biblioteca, sin embargo, la comunidad no les creyó y se apostó alrededor de la moderna edificación y pudo ver como el mandatario nos saludaba a uno por uno y reconocía lo hecho públicamente.

Ese abrazo que le dio al anciano, autor de la odisea y que nos representaba a todos, no lo olvidaré jamás, por eso, cuando veo y compruebo que se trata de ocultar el nombre de DON RICARDO GIADROSIC y no se le nombra, incluso en las instituciones que debieran hacerlo con el mayor orgullo, me da una pena infinita, ya que el edificio debiera lucir orgulloso en su frontis, el nombre de su fundador:

BIBLIOTECA PÚBLICA DE LOS VILOS, RICARDO GIADROSIC ESCOBAR.

SEÑORES, LA BIBLIOTECA PÚBLICA FUE LA OBRA DE UN HOMBRE QUE DEJÓ SUS PIES EN LA CALLE POR BRINDAR A ESTA CIUDAD DE UN DIGNO TEMPLO DEL SABER….y a su lado, estuvimos la Agrupación de Amigos y el pueblo de LOS VILOS, con nuestros 500 pesos mensuales y ese fue nuestro aporte, aunque muchos alucinen con que se les quita protagonismo.

En mi calidad de ex gestor cultural de Los Vilos, siempre me es grato recordar como sucedieron realmente los hechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here