Con una lagrima y un recuerdo, Chile llora el fallecimiento de Zalo Reyes.

0
160

El mundo de la música está de luto. Zalo Reyes falleció este domingo 21 de agosto a los 69 años, tras sufrir una descompensación diabética que lo tenía internado en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile hace más de una semana.

La información fue confirmada por el hijo del «Gorrión de Conchalí», quien compartió una fotografía del intérprete cuando pequeño, entregando un sentido mensaje en la cuenta de Instagram oficial.

«A nombre de mi padre les comento que hace un momento, acaba de dejar de existir, acompañado de nosotros y de todas sus oraciones con tanta buena energía», partió diciendo.

El descendiente de Zalo Reyes indicó que su padre falleció «en el sueño y sin sufrir».

Legado de Zalo Reyes y su música

Zalo Reyes, nacido, criado y habitante hasta su último día de su querido Conchalí, fue considerado como uno de los más grandes fenómenos de la música romántica de fines de los 70’ y todos los años 80’ y 90’.

Debutó como cantante a los 15 años, haciéndose conocido por demostrar su talento en carpas, diversos restaurantes, quintas de recreos, entre otros.

Uno de sus primeros éxitos fue el lanzamiento, junto a la agrupación Espiral, del sencillo “Una Lágrima y un Recuerdo”, alcanzando las más de 80 mil copias.

Esto fue el trampolín ideal para llegar a diversos espacios televisivos de fines de los 70, destacando por su participación en “Troncal Negrete” y “El Festival de la Una” en TVN.

Finalmente, en 1979, sacó uno de sus mayores éxitos, “Con una Lágrima en la Garganta”.

Su carrera sólo concretó éxitos y, en 1983, tuvo uno de sus momentos más importantes en su carrera al pisar por primera vez el Festival de Viña del Mar.

No obstante, su proyecto artístico alcanzó el tope cuando, en 1985, Don Francisco lo convidó a animar junto a él “Este es mi Barrio”, una de las secciones que tenía “Sábado Gigante”.

Un año después, el “Gorrión de Conchalí” tuvo su propio programa con motivo del Mundial de fútbol de México 86’, además de otro programa titulado “Humor de Reyes”.

Prosiguió en el mundo de la animación como coanimador de “El Festival de la una”, cosechando más éxitos en la pantalla chica.

Lamentablemente, ya en el año 2008, el cantante sufrió las consecuencias de su avanzada diabetes que lo afectaba, provocando que debiera ser amputada parte de uno de sus pies. Esto por una lesión que no pudo ser controlada.

A modo de reconocimiento en vida, la Municipalidad de Conchalí aprobó el cambio de nombre del pasaje “Cañete Interior”, lugar donde vivió el “Gorrión”, por el “Pasaje de Zalo Reyes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here